“La idea de emprender vino cuando nació mi primer hijo, y decidí dejar de trabajar. Me venía bien desarrollarme laboralmente desde la casa, en lo que ahora era mi mundo: los niños y todo lo que conlleva. Como ya no tenía tanto tiempo para salir a vitrinear con guagua, descubrí un nuevo mundo en las redes sociales, y empecé a comprar por internet hasta que me dieron ganas de formar parte de esto”, señala María Pía Vargas Aguilera.

Empezó trayendo ropa de EEUU, pero luego esas marcas llegaron a Chile, por lo que buscó otras opciones. “Muchas veces me preguntaban ¿cuánto mide tu guagua?, ¿cuánto pesó?, etc.  Y yo jamás me acordaba, por lo que decidí poner en un cuadro la ficha de nacimiento que te entregan en la clínica, la que claramente con el tiempo no combinaba con el estilo de dormitorio de mi hijo”, comenta María Pía. Así nació la idea de Personalizakids: cuadros con fichas de nacimientos personalizadas, según la temática que tú o tus hijos quieran.

 

-¿Cuál es el objetivo de Personalizakids?

Plasmar los datos más importantes de tus hijos en los diseños que tú o ellos quieran, según su edad y gustos. Hay mamás que con 4 hijos solo recuerdan los datos del primero, y Personalizakids es como su torpedo en un lindo diseño, que además sirve para decorar el dormitorio de los niños.

A las fichas de nacimiento se sumaron significado de nombres, ángel de la guarda, diseños especiales para día de la madre, día del padre, y el año pasado se sumaron las cartas de santa y las invitaciones de cumpleaños virtuales. Todo con un toque único, especial para el gusto de cada mini cliente.

-¿Qué es lo que más te gusta de tu emprendimiento?

Cuando me mandan fotos de las habitaciones de sus hijos decorados con mis cuadros. En cada casa hay un trocito mío, ya que los cuadros los hago con mucho amor. Otra cosa que me hizo emocionarme hasta las lágrimas, fue recibir videos y fotos de niños abriendo la carta de santa, que fue un nuevo proyecto también inspirada en mi hijo Lucas. Son cartas para los niños en nombre de Santa Claus, con un formato establecido pero con pequeños detalles personalizados para cada niño, y traía también un brazalete de papel con GPS imaginario que Santa solo enviaba a los niños que habían tenido excelente conducta durante el año, el cual debían usar en la Noche Buena para que los pudieran ubicar más fácilmente! Todo envido por correo a sus casas a nombre del niño. Eso fue alucinante, ¡sus caras de asombro aún las guardo en mi perfil y en mi corazón!

 -¿Y lo más complicado de emprender?

Que la gente creyera en ti y comenzara a seguirte virtualmente, entendiendo que no había un lugar físico donde ir a ver los diseños. Mil veces hice cuadros sin que siquiera me abonaran, pues no creían hasta que lo tenía listo. Hoy en día, la gente ya me conoce y eso cambió, las clientas ya me tienen de regalo fijo para los recién nacidos.

 

Share This