A José Pablo Cardemil sus amigos le han dicho siempre “Jaiba”. Y aunque en la actualidad tiene un trabajo estable como corredor de bolsa, hace cinco años fue su emprendimiento de venta de carbón para la parrilla el que le permitió generar un flujo cuando estaba cesante y llevaba poco tiempo viviendo en Chicureo. Recuerda que fue un duro momento en el que pelearon como familia, y que más que darse por vencidos y liquidar sus bienes, decidieron apretarse el cinturón y salir adelante con el esfuerzo de todos. Fue así como a su sobrenombre de toda la vida le agregó “Don” – con la intención de dar la sensación de cercanía de almacén de barrio – y creó “Don Jaiba”.

Con frases como “Amigazo Don Jaiba quiere acompañarte en la buena onda” y “que no se te apague la parrilla”, José Pablo conquista a todos quienes lo contactan para que les lleve lo que necesitan para su asado. Hoy reparte carbón premiun y pisco, pero su idea futura es sumar todo lo que un buen parrillero necesita para su quincho o a la hora de hacer un rico asado. Y en esta zona está claro que del tema sabemos. Despacha en Chicureo, Lo Barnechea, Vitacura y Las Condes; siempre los sábados en la mañana o viernes en la tarde. Lo hace él mismo con los pedidos que recibe por Whatsapp, mail o vía web.

Anécdotas tiene muchas, ya que han sido más de 3.700 entregas, pero en especial recuerda un día en el que tuvo que realizar un despacho urgente a las 8 am y elegante de traje como debe ir todos los días a su trabajo en Santiago, se vio atacado por un perro que lo dejó con dolor y sin tenida para ir a la oficina. Rapidito partió a cambiarse… Pero, salvo por ese remember, lo que más tiene Cardemil es buen humor. Por eso aclara que su público objetivo son principalmente los que sienten la BUENA ONDA que se genera en torno a un asado. Y asegura que le ha llevado ese encanto a casi mil casas, además de restaurantes, banqueteras y clubes a los que también provee.

Los chicureanos le encantan. “Siempre he dicho que estamos todos en las mismas. Somos gente de un grupo etario bastante similar, donde los intereses muchas veces son los mismos. Personas que quieren pasarlo bien en compañía de su familia y amigos. Tenemos que hacernos la vida acá, por lo que estamos llanos a conocer siempre gente nueva. Me he hecho muchos amigos acá. Gran lugar para vivir”, comenta. Y esa es la identidad de su emprendimiento.

Lo que al Jaiba no le gusta son los domingos en la tarde y el humo de las antiguas micros que mandan a la zona. Confiesa que se lo ha dicho a algunas autoridades. Le cargaría que construyeran en los cerros de Piedra Roja porque si hay algo que valora es la naturaleza, el deporte y la vida al aire libre. En gran parte por eso tomó la decisión de venirse a estos lados, lugar en el que siempre busca estar acompañado de sus cercanos – ojalá junto a una parrilla – o en el que sale a pasear con su señora, sus tres hijos y su perro Rogelio. Bien por “Don Jaiba”.

www.donjaiba.cl

ventas@donjaiba.cl

Celular o Whatsapp +56 9 83600012

 

Share This